Archivo por meses: diciembre 2015

Las personas que tienen plantas en el domicilio pueden regar en automático

Comienza el otoño y no ha comenzado a hacer frio, aunque como en estos días ha comenzado a diluviar, las personas que tienen plantas en el domicilio no van a tener que irrigar. Las edificaciones que se encuentran a las afueras de la ciudad son las que disponen de plantas en sus solares y para sus dueños dedicamos este texto.

Si queremos montar el jardín hermoso nos conviene valorar los aspectos que vienen a continuación: el orden de los elementos, el estilo, la repetición y la proporción. A continuación detallaremos cada uno de los aspectos:

La disposición en el jardín sería la que ordena la cabida de las cosas dentro de un panorama, fundamentalmente de cara a las flores y su ámbito. La estructura tiene como fin aportar consonancia a las figuras. El estilo se obtiene utilizando la misma pauta en su creación. La repetición se basa en fijarse en los elementos más usados y de esta forma se familiaricen en el ambiente y de esta manera en ningún caso se produzcan contrastes que molesten a nuestros ojos.

Los componentes relevantes de un jardín suelen ser: La progresión de los integrantes que nos determina el vínculo con el habitat en el que estamos. La magnitud de su composición y también las plantas que tenga han de amoldarse al sitio que habilitemos para ello y además a el tamaño de la residencia.

El colorido que damos al jardín va a ser un factor relevante pues debe existir armonización entre las plantas, los muebles y los elementos arquitectónicos. Debemos saber que una escala de color otorga conformidad y por supuesto tonalidades diferentes crean discordancia. Podríamos elegir un huerto de flores de tonos cálidos que nos van a producir un efecto más relajante o de tonos más luminosos para generar un ambiente especial.

La tendencia en las líneas serían otro de los asuntos claves que hay que valorar y es que las

arqueadas y ligeras recuerdan a los huertos de flores anglosajones, más románticos, y las líneas rectas y con ángulos dan una imagen de más formalidad.

La textura y estilo de los árboles y el mobiliario es otro asunto esencial que hay que valorar. La textura apela al sentido de la vista y del tacto al apreciar el conjunto de la creación.

Si necesitamos regar nuestro jardín, la mejor alternativa va a ser la pequeña aspersión que genera una lluvia bastante fina para no deteriorar las flores y plantas que son muy frágiles. Se pone de una manera muy sencilla dado que los canales se ubican en la superficie y además bastantes partes de dicho sistema van a ser las mismas que se utilizan en la técnica por goteo. Debemos de colocar los aspersores con una separación de 2 ó 3 metros consiguiendo que cada uno moje a el más próximo.

Las cosas buenas del sistema de pequeña aspersión serán: El magnífico cubrimiento de la aspersión cuando se trata de una parcela con amplitud como sería un huerto de flores con piedras en el que el goteo de ninguna manera sería útil.

Se utilizan perforaciones menos cantidad de tubos que en la técnica de goteo, y esto conlleva un mejor mantenimiento de el sistema y también bastantes menos costes, disminuye la posibilidad de que se rompan además de que el agua va a estar mejor repartida puesto que se necesitan bastantes menos rociadores.

Todos los aspersores estarán por encima y de ninguna manera se colocan bajo tierra que es lo que pasa en la técnica por goteo y de esta forma serán bastante más decorativos.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn