Archivo por meses: enero 2017

Gemelos y pulseras para regalas

En la habitación de cualquier señorita en general dispone de un joyero con colgantes o bisutería del pasado que hoy día siguen guardadas ya que están ennegrecidas o porque no se acuerdan de que las tienen.

Muchas de estas piezas como pueden ser gemelos camisa y gargantillas se pueden aprovechar si las limpiamos con serenidad de modo que deslumbren como antigüamente.

Muchas de estas piezas eran de tonos plateados y dorados pues se crearon con metales que con el transcurso del tiempo y naturalmente el viento han llegado a oscurecerse. Lo que en primer lugar sería adecuado es en realidad descubrir el tipo de aleación e incluso el colorido que presentan a día de hoy.

Algunas piezas están bañadas en oro pero sin embargo antes o después se deterioran y de ninguna manera se puede volver a obtener ese tono pues tendrían que volver a bañarlas en ese metal tan apreciado y en realidad es más barato adquirir unas pulseras de macrame, siempre y cuando llegue a ser un metal que no cueste mucho porque si son de plata el precio se incrementa.

La plata de ley envejece peor que otras aleaciones y sin duda es más difícil de limpiar. Para poder adecentar los aretes tendrá que hacerlo con un trapo limpio y luego restregar intensamente con el fin de que lo renegrido se quite, sin embargo si sigue con manchas existen soluciones más eficaces como por ejemplo la pasta de dientes, el zumo de limón o el bicarbonato. Prescinda de constituyentes químicos que podrán arruinar la plata de ley pero además podrá lastimarse los ojos o las manos si le cae ese producto.

Si en su joyero hay muchas sortijas y pendientes de plata auténtica y tiene afán por que no se le estropeen tiene que abrillantar estas piezas de joyería empleando productos sin componentes químicos.

A menudo en esos guardajoyas hay joyas que están estropeadas y debemos acudir a un establecimiento especializado con la intención de que puedan repararlas, pero sin embargo en muchas ocasiones resulta mucho más caro que adecentarlas empleando algunos sistemas que encontramos en las páginas webs.

Vemos sujetos que carecen de un joyero con objeto de disponer sus sortijas de modo que las meten en cajones, de esa manera se podrán extraviar joyas al estar desordenadas.

Las damas amontonan un gran número de pendientes y lo mejor es realmente elegir un cofrecillo grande con bastantes departamentos con objeto de clasificar correctamente cada collar. Los guardajoyas se consiguen en bazares y naturalmente en comercios especializados en donde puede escoger el que le guste más y naturalmente quepa en el espacio del que disponga en la residencia. Recuerde ponerlo donde no sea sencillo encontrarlo ya que podrían robarle.

Las sortijas muy caras se presentan dentro de cajitas con objeto de resguardarlas de daños o rozaduras, en todos los hogares hay alhajas de elevado coste. Si decide salir de casa por un tiempo y no tiene contratado un servicio de seguridad en el hogar, lleve esas joyas a un lugar seguro, pues suelen apropiarse de ellas los saqueadores porque pesan poco y naturalmente si se da el caso de que son de oro podrían derretir el metal y llegar a venderlo a joyeros sin vergüenza que posteriormente lo usan de cara a fabricar joyas nuevas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La plata de ley envejece peor que otras aleaciones

En el dormitorio de una señora generalmente cuenta con una caja donde conserva sortijas y también piezas de bisutería antiguas que hoy en día no las sacan pues están estropeadas o también por descuido.

La gran mayoría de estas piezas de joyería como pueden ser esclavas y collar con nombre pueden servir si las limpiamos pacientemente con el propósito de que reluzcan como hace años.

Muchas de estas piezas de joyería eran de color dorado y plata dado que fueron hechas con minerales que con el tiempo o también el viento se han oxidado. Lo primero que sería necesario es averiguar la clase de mineral y por supuesto el colorido que presentan ahora.

Un gran número de gargantillas están recubiertas de oro y por supuesto con el transcurso del tiempo se deterioran y de ningún modo se puede conseguir de nuevo ese color puesto que se deberían bañar otra vez en ese preciado metal y es mejor comprar una pieza nueva, siempre y cuando sea de una aleacción que no sea cara porque si son de plata de ley son menos económicas.

La plata de ley envejece peor que otras aleaciones e incluso no se limpia fácilmente. Cuando necesite limpiar unos aros ha de usar una tela limpia y después frotar con fuerza para que lo oscurecido desaparezca, y si no da resultado hay técnicas más efectivas como serían el jugo de limón, la pasta dentrífica o el carbonato ácido de sodio. No use compuestos químicos que podrían calcinar la plata cotizada y hasta incluso podría lastimarse las manos o los ojos si le cae este compuesto.

Si en su joyero abundan el colgante mama y las sortijas de plata de ley y su intención es que estén resplandecientes debe de limpiar estas alhajas usando productos indicados para ello.

A veces dentro de esas cajas vemos alhajas que están rotas y sin duda debemos acudir a una tienda especializada para que las arreglen, aunque en muchas ocasiones resulta menos económico que reparlas a través de ciertos métodos que encontramos en las páginas webs.

Vemos chicas que no se hacen de un estuche para poder disponer las joyas y las colocan en cajoncillos, de ese modo se podrán extraviar sortijas por no estar bien dispuestas.

Las señoras suelen acumular multitud de gargantillas y lo más adecuado es realmente comprar un estuche grande con muchos apartados con el propósito de clasificar adecuadamente todas las joyas. Los guardajoyas se ofertan en hipermercados y naturalmente en comercios especializados en donde puede comprar el que más le interese y encaje en el lugar del que disponga en su hogar. Acuérdese de ponerlo donde no se encuentre fácilmente para no correr el riesgo de que le roben.

Las gargantillas que cuestan mucho están dentro de estuches de cara a resguardarlas de golpes y roces, en muchos domicilios es fácil que haya joyas valiosas. Si no va a estar en su vivienda en unos días y no dispone de medidas de seguridad en su casa, saque las piezas de su residencia, porque suelen adueñarse de ellas los cacos porque su peso es reducido y naturalmente si resultan ser de oro van a poder forjar el metal y negociar con individuos sin vergüenza ninguna que después lo usan de cara a fabricar pendientes.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La cerámica artística consiste en moldear y cocer la marga

Vemos empleos que se están olvidando en la vida de Occidente, va a ser extraño conocer trabajadores que usen la marga, la aleación o también la corteza que envuelve al alcornoque sin adicionar con ciertos ingredientes que pueden variar su estructura congénita.

Vamos a conocer profundamente la habilidad de utilizar el barro de peybell para lograr crear collares con detalles muy bonitos. Y además con la alfarería descubrimos el nivel cultural de un pueblo, sus recursos económicos, su clase y naturalmente los vínculos comerciales que tiene con otros países.

El barro va a ser un material inorgánico y sus singularidades en realidad son la solidez y sin duda su aguante ante el calor, el fresco e incluso el agua. Los antiguos pobladores del mundo no desconocían sus peculiaridades y por tanto utilizaban la greda con el fin de hacer las jarras. Y obviamente la marga en ningún momento propaga la electricidad e incluso de ningún modo se altera cuando se utilizan constituyentes químicos.

La cerámica artística consiste en moldear y cocer la marga adornando luego el objeto.

En Túnez hoy día mantienen técnicas caseras. Primero juntan la marga con h2 o y posteriormente modelan el objeto que desean. La ornamentación de la artesanía de Marruecos combina la escritura mahometana con motivos naturales e incluso detalles simétricos sin olvidar la frugalidad. En las fábricas de Argel aún se lleva de un sito a otro la arcilla con mucha agua y seguidamente se pone la pieza al sol durante 65 horas. Después de que ha estado al sol se rompe en trozos diminutos que se meten en agua y después se aplana la mezcla.

Cunado hacen los jarros, los trabajadores de peybell demuestran su inventiva y su maña. Estas creaciones se ponen seguidamente a cocer con objeto de que se endurezcan. Los hornos presentan diferentes formas, en Argel suelen tener forma de capirote y se componen de 2 partes, una que quema la bencina y la cámara donde se colocan las jarras. En el interior de esta cámara se apilan las ollas durante seis horas y media llegando a alcanzar unos 850 grados, es necesario meter las vasijas cuidadosamente puesto que deben calentarse por todos lados.

El revestido y sin duda el color diremos que son claves a la hora de poder saber de que sitio proviene la jarra, porque suelen haber costumbres instauradas que perduran a pesar de los años y sin duda distinguen unas piezas de otras.

En argel después de cocer el florero se emplea un esmaltado en tono blanco y a continuación se barniza con amarillo o incluso añil y por supuesto se pone en el horno otra vez.

Las autoridades tienen que reforzar este empleo con el propósito de que se siga haciendo puesto que se trata de una práctica bastante antigüa y también genera muchas ventas hoy en día.

Las personas quieren hacer regalos que se salgan de lo común y una estupenda opción es dar un toque personal a un plato utilizando las tonalidades que queramos o incluso agregarle un nombre.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn